b_Mamíferos.png

Mamiferos

Las especies de mamíferos presentes en un ecosistema permiten obtener una idea de las dinámicas que ocurren en él. Hasta el momento se han podido registrar casi 20 especies diferentes de mamíferos en la cuenca alta del río Pance. La mayoría son mamíferos pequeños y medianos que se alimentan de plantas, ya sea de sus frutos o de su néctar. Esto es una gran noticia, pues no solo implica que hay los recursos suficientes para su presencia, sino que se puede estar promoviendo aún más la regeneración del bosque. Las especies frugívoras promueven la regeneración al dispersar las semillas de los frutos que consumen. Esta dispersión la pueden hacer a través de sus excretas o simplemente dejando caer las semillas grandes cuando terminan de consumir la pulpa. Los roedores medianos como la guagua (Cuniculus paca) son buenos dispersores de semillas. Varios murciélagos también cumplen eficientemente este papel al poder dispersar semillas volando. Por su parte, las especies nectarívoras polinizan las plantas que les ofrecen este néctar. Cuando un murciélago se alimenta del néctar de una flor, por ejemplo, recoge polen en su pelaje y lo transfiere a otra planta cuando se alimenta de otra flor. También se han podido registrar especies de mamíferos más grandes  con mayores requerimientos alimenticios y espaciales, como algunas especies de felinos o como el amenazado oso andino (Tremarctos ornatus). Si el área no hubiera pasado por procesos de restauración, no tendría los recursos que estas especies grandes necesitan.